Error message

  • Notice: Undefined index: und in __lambda_func() (line 11 of /srv/www/genetics.thetech.org/htdocs/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc(202) : runtime-created function).
  • Notice: Undefined index: und in __lambda_func() (line 11 of /srv/www/genetics.thetech.org/htdocs/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc(202) : runtime-created function).
Diseases

Is diabetes a genetic disease?

-An elementary school student from California

January 3, 2006

Genetics definitely plays a role in diabetes. But in most cases, it isn't the whole story.

Usually genetics affect how likely it is that someone will get diabetes. But whether they get it or not depends on what happens to them and/or what they do. Nature and nurture are both involved.

Before getting too far into what causes diabetes, let's back up and talk about what diabetes is. Diabetes is a disease where sugar builds up in the blood. If untreated, this extra sugar can cause damage to eyes, nerves, blood vessels, and kidneys.

Where does this sugar come from?

After you eat, your body breaks down food into a sugar called glucose. The glucose is then released into the blood to feed your cells. Normally, a protein called insulin helps to get the glucose into the cells and turned into energy.

In people with diabetes, something in this process goes wrong. People with Type 1 diabetes don't make enough insulin. People with Type 2 diabetes don't use their insulin correctly.

In both cases, people inherit differences in their DNA that increase their risk of getting diabetes.

So what differences lead to Type 1 diabetes? One obvious difference would be one in or around the insulin gene itself*. This isn't that common, though. Most people with Type 1 diabetes have a normal insulin gene.

Other DNA differences can lead to an increased risk of getting Type 1 diabetes. For example, some people with Type 1 diabetes have differences in genes called HLA genes that normally help the immune system to work. In addition, there are probably at least 16 other areas of DNA where differences can increase your risk of getting Type 1 diabetes. Scientists are still trying to figure out what these are and how they work.

With Type 2 diabetes, the story is even less clear. In most cases, you need more than one DNA difference to get Type 2 diabetes. There are at least 12 genes that have been shown to be involved in Type 2 diabetes, and there are probably more that scientists know nothing about yet.

In most cases, having DNA differences isn't enough to make you diabetic -- it can only increase your chance. To actually get diabetes, something else has to happen.

What is that something else? Researchers don't know yet. Early diet may be important.

Type 1 diabetes may be less common in people who were breastfed. Additionally, certain infections or even cold weather might be able to trigger Type 1 diabetes in some people.

Type 2 diabetes is more common in overweight people or people who don't get enough exercise. The best thing you can do to prevent getting Type 2 diabetes is to eat healthy and get regular exercise.

A classic example of all of this is the Pima Indians of Arizona. A Pima Indian with diabetes was virtually unheard of for 2000 years or so.

Recently, many of them have adopted a more typical American lifestyle -- little exercise and unhealthy food. Almost overnight, around half of the Pima Indians in Arizona ended up with Type 2 diabetes.

Obviously their DNA didn't change so quickly. The DNA differences for increased Type 2 diabetes risk were always there.

But, with their old life style, it didn't matter. In other words, the DNA wasn't enough to cause the diabetes. Their environment had to change before they developed the disease.

Environment is important even if you are not a Pima Indian. Scientists know this by studying identical twins. Identical twins share the exact same DNA. So if some trait is completely due to DNA, then both identical twins would always share that trait.

But if identical twins don't always share the trait, then something besides DNA is also involved. In fact, if your identical twin has Type 1 diabetes, you have less than a 50% chance of getting it too. And if your identical twin has Type 2 diabetes, you have about a 75% chance of getting it. So DNA alone doesn't make you diabetic -- environment is also important.

As you can see, the causes of diabetes are complicated. DNA, weight, physical activity, diet, and age all affect a person's risk of diabetes. No one thing alone can predict whether or not a person will get diabetes. This is good news if diabetes runs in your family; your DNA is not your destiny.

And if you or a loved one do have diabetes, treatments are becoming better and better all the time. With careful control of blood sugar, blood pressure, and weight, diabetics are now often able to live long and productive lives.

* Remember, genes are the instructions for making specific proteins. The insulin gene has the instructions for making insulin.

By Dr. Kim Matulef, Stanford University



DNA differences increase your chances for diabetes.


You can decrease your chances for Type 2 dibetes by exercising and eating right.

Diseases

¿Es la diabetes una enfermedad genética?

-Un estudiante de la primaria en California 3 de enero de 2006 La genética sí es un factor que puede influir en el desarrollo de la diabetes. Pero no es el único factor. El ambiente y estilo de vida también pueden contribuir para que una persona padezca de esta enfermedad. De manera que ambos, la naturaleza y la crianza, contribuyen. Antes de hablar más acerca de lo que causa diabetes, hay que hablar de que consiste esta enfermedad.


La diabetes es causa
de la genética, el ambiente
y el estilo de vida.

La diabetes es una enfermedad donde los niveles de azúcar están demasiado altos en la sangre. Los altos niveles de azúcar pueden dañar los ojos, los nervios, los vasos sanguíneos, y los riñones. ¿Pero de dónde viene la azúcar? Después de comer, el cuerpo convierte la comida en glucosa, un tipo de azúcar. La glucosa es liberada en la sangre para alimentar y darle energía a las células del cuerpo. Normalmente, la hormona insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células. Cuando la glucosa entra a las células, los niveles de azúcar bajan en la sangre. Por lo tanto, la insulina ayuda al cuerpo mantener los niveles normales de azúcar en la sangre después de comer. Si hay problemas en este proceso la diabetes se puede desarrollar. Existen varias formas de diabetes. Las más comunes son el tipo 1 y el tipo 2. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce suficiente insulina. Si no hay suficiente insulina, las células del cuerpo no saben que hay azúcar en la sangre para consumir. ¡Es como tener hambre en un buffet pero no tener dinero! La insulina es como el dinero que deja a las células comer. En la diabetes tipo 2, las personas no pueden usar su insulina bien. Esto puede ser porque no producen bastante insulina o porque las células del cuerpo no responden a la insulina. ¡Aquí es como tener hambre en un buffet y querer pagar con tarjeta de crédito, pero el buffet no acepta tarjetas porque la máquina que las procesa no sirve! En ambos casos las células no pueden consumir la glucosa que necesitan para funcionar. Bueno, ya aprendimos lo que pasa cuando alguien tiene diabetes. ¿Cómo afecta la genética en este proceso? La genética y la diabetes Hay evidencia de que las personas pueden heredar diferencias en su ADN que pueden elevar su riesgo de desarrollar la diabetes. Una diferencia obvia sería en el gen de la insulina. Recuerda, los genes son secuencias de ADN que tienen las instrucciones para que ciertas células del cuerpo produzcan insulina. Pero las diferencias en el gen de la insulina no son tan comunes en personas con diabetes. ¿Entonces cuáles diferencias afectan el desarrollo de la diabetes? Para la diabetes tipo 1, diferencias en los genes HLA pueden afectar. Los genes HLA normalmente ayudan al sistema inmunológico a funcionar bien. Si hay problemas con estos genes, el sistema inmunológico puede atacar a las células que producen la insulina. Por esta razón, la diabetes tipo 1 es denominada como una enfermedad autoinmune. Además de diferencias en los genes HLA, los científicos han encontrado otros 16 genes que incrementan el riesgo de tener diabetes. Algunos de estos genes afectan la producción de insulina. Cómo los demás genes contribuyen a la diabetes, es algo que los científicos están investigando. Similar a la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 es una enfermedad complicada. En la mayoría de los casos, se necesita más de un cambio en un gen para tener la diabetes tipo 2. Hay por lo menos, 12 genes que han sido implicados en la diabetes tipo 2. Estos genes afectan la producción y la detección de la insulina. Además, los científicos creen que todavía faltan más genes que están por ser descubiertos. En la mayoría de las casos, tener genes que puedan causar la diabetes no condena a una persona a tener esta enfermedad—solamente aumentan la probabilidad. En realidad, para desarrollar la diabetes, algo más tiene que pasar. El ambiente, el estilo de vida, y la diabetes ¿Que más tiene que pasar? Los científicos aún no saben bien cómo el ambiente pueda afectar el desarrollo de la diabetes. Pero sí saben que la dieta y el ejercicio son importantes, específicamente para prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2. En el caso de la diabetes tipo 1, los científicos creen que algunas infecciones y hasta el frío puedan iniciar esta enfermedad. Esto es porque las infecciones pueden causar problemas con el sistema inmunológico. Como dije antes, si el sistema inmunológico ataca a las células que hacen insulina la diabetes tipo 1 se puede desarrollar. Incluso, estadísticas enseñan que la diabetes tipo 1 no es tan común en personas que fueron amamantadas como bebés. La diabetes tipo 2 es más común en personas que están con sobrepeso y en personas que no hacen ejercicio. Lo mejor que uno puede hacer para prevenir la diabetes tipo 2 es comer saludablemente y hacer bastante ejercicio. Un ejemplo clásico que confirma esto son estudios hechos en los indígenas Pima de Arizona. Por los últimos dos mil años, la diabetes no había ocurrido en esta población. Es hasta ahora, que muchos de ellos han adoptado un estilo de vida más típico de un Americano—con poco ejercicio y comida alta en azúcar y grasas—que se están viendo muchos más casos de diabetes en esta población. ¡Es como si de la noche a la mañana, la mitad de los indígenas Pima desarrollaron la diabetes tipo 2! Claro que su ADN no cambio de la noche a la mañana. El riesgo de desarrollar la diabetes por causa de sus genes siempre estuvo ahí. Fue solo cuando cambiaron su manera de vivir que empezaron a sufrir de la diabetes tipo 2. En otras palabras, su ADN no fue suficiente para causar la diabetes, fue la combinación de su ADN y el estilo de vida que afectó el desarrollo de esta enfermedad. El ambiente y el estilo de vida no solo son importantes para los indígenas Pima, sino también para todos los seres humanos. Los científicos saben esto por medio de estudios hechos en gemelos idénticos. Los gemelos idénticos tienen el mismo ADN. Si una enfermedad solo tiene una causa genética, entonces los dos gemelos desarrollarían la misma enfermedad en un 100% de los casos. Pero si los gemelos idénticos no siempre padecen la misma enfermedad, entonces algo más lo está causando. De hecho, si eres gemelo idéntico y tu gemelo tiene la diabetes tipo 1, tienes aproximadamente una probabilidad de 50% de padecer de la misma enfermedad. Y si tu gemelo tiene la diabetes tipo 2, tu probabilidad de tener diabetes es 75%. Como puedes ver, estas probabilidades no son 100%, por lo cual el ambiente y el estilo de vida también son importantes. La causa de la diabetes es complicada. El ADN, el peso, el nivel de activad física, la dieta, y la edad afectan el riesgo de tener la diabetes. No hay una sola cosa que pueda predecir si una persona va a padecer de la diabetes. Y la buena noticia es que si has heredado genes que te predisponen a la diabetes, eso no quiere decir que la vas a tener. Aun más, si tú o alguien en tu familia tiene diabetes, los tratamientos están mejorando. ¡Cuidando el nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial, y el peso, las personas que sufren de la diabetes pueden vivir vidas largas y productivas! Enlaces

Traducido por
Cecil Benitez



Diferencias en el AND
pueden contribuir al
desarrollo de la diabetes.


Hacer ejercicio y comer
saludable reducen la probabilidad
de desarrollar la diabetes tipo 2.